Consejos para abordar una corrección

Buenos días!

Después de algún tiempo sin novedades, hoy traido una idea a la que le llevo dando vueltas bastante tiempo, pero que nunca abordo por pereza imprevistos. Últimamente, varias personas me han preguntado varias cosas respecto a la escritura, aunque creo que, precisamente esta, que es de las más importantes, no le ha llamado la atención a nadie o casi nadie; una de las razones para que te guste lo que escribes y motivarte a seguir con ello, tal y como yo lo veo, es que al leerlo te guste. Si no te gusta tu trabajo, es fácil pensar que "total, pa qué".

Como entiendo que la entrada tiene interés no sólo para quien quiera sacarle utilidad sino para quien pueda encontrar una lectura curiosa, voy a permitirme explayarme bastante con el criterio que sigo; para el ejemplo, he tomado algunos trocitos de mi novela La Senda del Caos (sin pegar ningún trozo que pueda contener spoilers, evidentemente).

En términos generales, la función de una corrección no es sólo solucionar errores, sino hacer que la lectura sea más agradable y dinámica. Esto lo haremos eliminando repeticiones innecesarias, términos ambiguos o confusos, o tratando de ver cuando un bloque entero de texto (por ejemplo, una descripción) no aporta nada.

Para empezar, veamos el primer pedazo de texto que he cogido hoy; si os fijais, vereis que hay una línea blanca sobre el la imagen del texto. Si deslizais esa barrita hacia la derecha con el ratón, veréis el texto antes de corregirlo, y si lo deslizais hacia la izquierda, lo veréis después de corregirlo. En estos párrafos encontramos bastantes estructuras que, sin estar necesariamente mal, son bastante mejorables por distintos motivos.




Ya en el primer párrafo hemos cambiado dos oraciones. Por un lado, al alargar la primera frase hacemos que haya menos sensación de "pausas por todas partes", haciéndolo más cómodo de leer. Por otra, la narración es algo más precisa, ya que el personaje de hecho sí responde, aunque no inmediatamente. Por otro lado, al añadir el "en su lugar," continuamos eliminando la sensación de "demasiadas pausas" al colocar este nexo; conforme se lee, la sensación de continuidad es mayor. Se minimiza esa sensación de silencios largos e innecesariamente dramáticos que puede percibir el lector.

Por último, de rebote hemos cambiado un "Khaelara" por un equivalente, ya que el nombre propio aparece pocas líneas más abajo y evitamos una repetición innecesaria.

Respecto al diálogo, no se ha cambiado nada; es sencillo pero funcional.

Continuamos cambiando el "Las plantas trepadoras" por simplemente "La hiedra", ya que el término "Plantas trepadoras" es redundante; se podría decir simplemente "La trepadora" y se entendería igual. Del mismo modo, si la hiedra ha cubierto las piernas, se obvia que también ha cubierto los pies, de forma que también lo eliminamos por ser redundante.

El resto del párrafo, aunque está bastante bien como está, toca cambiarlo para adaptarlo a los cambios que acabamos de hacer, de forma que lo hemos cambiado entero pero manteniendo el mensaje y la idea original.

Las dos últimas líneas las hemos dejado tal cual.

Avanzando un poco más en el mismo texto, encontramos esta otra oración "A un gesto mudo, reanudaron el paseo por uno de los caminos que daban al claro, volviéndose a sumir en la semioscuridad de la espesura que delimitaba la senda". Si la leeis una sola vez, y de carrerilla, quizá no os llame la atención. Sobre todo si la "leemos mentalmente". Si la intentais leer en voz alta, sin embargo, vereis que es estúpidamente larga, y aunque se puede leer sin ahogarse uno por la cantidad de comas que tiene, es una oración gramaticalmente bastante compleja, y su final es bastante prescindible.

Además, hemos añadido una coma antes del trozo en negrita.

Nos queda de la siguiente manera: "A un gesto mudo, reanudaron el paseo por uno de los caminos que daban al claro, volviendo a sumirse en la penumbra". No es un gran cambio porque sólo se trata de una línea o menos, pero cuando hay hojas enteras en las que se da la misma situación, el efecto sí es mucho más notable y es fácil cansarse antes o notar que la lectura es "densa".

Un par de líneas más abajo, encontramos otra descripción breve:

Como podeis ver, aquí hemos hecho sólo un par de cambios sutiles: hemos corregido la repetición de la palabra "camino" y hemos cambiado el verbo por uno un poco más acorde a la situación. Justo después (no aparece en la imagen), he cambiado el punto y aparte por un punto y coma, ya que el siguiente párrafo continúa elaborando la misma idea.

Siguiendo con siguiente párrafo, encontramos uno de los errores con los que más me estoy topando en esta corrección:

"Se pararon en un claro ocupado casi enteramente por un estanque, en cuyo centro se erguía una fina y esbelta ninfa de mármol blanco."


La coma no está mal, pero es innecesaria. Siendo estrictos, la coma cambia el significado. Con ella, se entiende que en el centro del claro es donde está la figura de mármol. Sin coma, se entiende que la figura está en el centro del estante (que de todas formas está en el centro del claro, por lo que el significado, aun siendo "distinto", es completamente equivalente).

Un exceso de comas innecesarias también da al texto la sensación de ser lento o denso, y es fácil cometerlo cuando se escribe porque normalmente leemos más rápido de lo que escribimos; así, este tipo de errores se nos pueden pasar desadvertidos fácilmente.

Al eliminar la coma, también conviene recortar un poco la oración, de forma que el final quedaría tal que así "(...) en cuyo centro se erguía una esbelta ninfa de mármol" (recortamos "fina" y "blanco", que sí aportan información pero son prescindibles.

Un poco más abajo tenemos un ejemplo de párrafo "perfecto" (en cuanto a abordar la escritura adecuadamente se refiere; luego ya el gusto de cada uno...).

"A Khaelara se le heló el corazón pensando que seguramente aquel valle había sido uno de los últimos resquicios hacia los que tantas razas habían tenido que huir antes de desaparecer por completo. Una carpa rebulló alegremente en el estanque, como queriendo quitarle peso a sus pensamientos.


—¿Cuida alguien de este bosque? —preguntó la asesina.


Su acompañante la miró fijamente. Luego miró a las carpas del estanque y se volvió de nuevo hacia ella"

Aunque la primera oración es bastante larga, es clara y concisa, y justo después, volvemos a pasar del personaje al entorno con una "buena" conexión. De esta forma, la sensación de que los personajes están en un escenario "realista" se refuerza de forma muy sutil. Sucede lo mismo cuando comparas por ejemplo la descripción de cómo es un bosque con la de las sensaciones que desprende (que el lector no peude percibir, evidentemente, pero sí los personajes de la historia); está más que comprobado que resulta más inmersivo describir el "refrescante olor a eucalipto" que decir que el bosque estaba lleno de estos árboles.

En esta zona, no tengo ningún ejemplo sin corregir de esto que comento, pero, de nuevo sin ser un error, es algo que se puede arreglar con facilidad y que se nota mucho cuando no se hace.

Como último ejemplo, dejo esta otra oración: "con lo que tocó dar la vuelta y rezar para no errar de nuevo el camino". De nuevo, es algo que no está "mal de necesidad", pero no suena del todo bien errar el camino. En su lugar, lo hemos cambiado por "(...) y rezar para no volver a errar el rumbo".

En definitiva, más o menos esos son algunos ejemplos de las correcciones más habituales: no tanto corregir errores (a estas alturas no debería quedar casi ninguna errata), sino tratar de ver cómo puede mejorarse lo que está escrito.

En líneas generales, creo que lo que he puesto aquí es mucho texto y poca información de interés, pero de todas formas era algo que estaba pendiente y que espero pueda resultar de ayuda a más de una persona.

Otro día me explayaré un poco más con las preguntas circundantes, como "¿Cómo sabes cuándo tienes que volver a revisar algo?". Esa es fácil de todas formas; es la misma sensación que cuando te levantas por la mañana pensando "¡Me he dejado el horno en el pollo!").

Como siempre, gracias por leer, un saludo y buen día.

Carlos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Novedades de Agosto y sorteo de aniversario : )

Leyendas Menores: ¿Más libros? No, no por una buena temporada.