Edición nueva: ¿Amazon sí, Amazon no?

Buenos días!

O no tan buenos, porque he aprovechado la mañana del Domingo para ir poniendo algunas cosas en orden, y tras rellenar toda la informaicón del nuevo libro para su venta en Amazon, me he encontrado con dos problemas:

Los costes que te anuncia Amazon (en la publicidad, al menos) son los siguientes: envío y almacenamiento. Además, te deja caer el precio del almacenamiento en metros cúbicos, que suena muy bien porque eso es tela de espacio.

Contento con ese plan, he continuado rellenando la información, y cuando he llegado al último apartado me he encontrado algo que tenía que ser un error.

Precio del libro: 12€. Precio del envio: 2,99€. Tarifas de Amazon: 3,28€. Total a percibir: 11,07€.

11,07€ de los que tendría que restar los 8,28€ que cuesta el libro, y nos quedan 2,79€. A esos 2,79€, aún tendríamos que restarle el precio de envío, que por ahora no lo he logrado bajar de 4,40€. Eso deja el beneficio por venta en unos flamantes -1,61€, es decir, perdiendo dinero por cada venta.

Además, si dejas el asunto en manos de Amazon, te encuentras con que en ningún sitio contempla que si ocupas menos de un metro cúbico (mi idea era tener allí un stock reducid, de 5-10 libros ya que físicos he vendido muy pocos) te escabullas de pagar el metro cúnico entero. Sumado a eos, cada 6 meses se aplica una tarifa en la que, si no vacías tu stock y lo reenvías de nuevo, se te cobran unos 500€ extra por largo almacenaje, medida que puede tener sentido para empresas grandes pero que a "vendedores pequeños" nos estrangularía.

Lógicamente, la venta de libros no está pensada para hacerse con tiradas pequeñas (al hacer tiradas de 200 o más, el precio por ejemplar se reduce enormemente, pero eso no es viable para autores que empiezan por el coste ni por la enorme cantidad de espacio que ocupa).

Dicho eso, y sin querer echar balones fuera (la responsabilidad es 100% mía, ya que la información no está ahí desde ayer), me parece terrible que por intentar vender algo de 8-12€ se te apliquen esos costes desorbitados de hasta más de un tercio del valor en tarifas y en torno a 5€ por envío, siendo un objeto pequeño como es un libro.

Por ahora está claro que la situación tiene pocas salidas: la primera, seguir buscando un método de envío más económico, y la segunda, aguantarse. Mi idea original era vender el libro a entre 10 y 12€, y hasta ahora así me las he ido apañando con márgenss de beneficio de 11 céntimos por venta o incluso nulos, conforme variaba el paginado.  Ahora mismo, los números son bastante claros y no está la opción de chapucear el formato (aunque eso sería un paso atrás, siendo sinceros).

Para el futuro, queda el tratar de encajar una tirada más numerosa y apañárselas con los problemas que suponga eso, pero ahora mismo no queda otra que tratar de vender fuera de Amazon, por un lado, y por otro, subir el precio allí para que al menos la venta no salga negativa.

Le pese a quien le pese, es el escaparate del siglo XXI y a veces no queda otra que dar el brazo a torcer. Lamentablemente, hoy nos toca dar un brazo y parte del otro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para abordar una corrección

Sorteo y novedades de Marzo