Consejos para corrección (II)

Buenas tardes.

Hoy traigo esta entrada por dos razones: Una, porque vi que la anterior tuvo muy buena acogida y bastante gente me preguntó cosas al respecto, y otra mucho más importante, porque me cargué la entrada anterior tratando de arreglar unos problemas de blogger por los que algunas letras se veían muy pequeñas. El problema lo arreglé, eso sí, pero al haberme cargado las imágenes, el resto de la entrada pierde casi todo el sentido, sino todo.

Habiendo matizado eso, esta vez voy a utilizar un sistema mucho más visual que el anterior, y es el clásico marcaje con colores.


En naranja vemos que en una misma frase, repito "costillas" (y hacia en la última línea vuelvo a repetirlo una vez más). En esta situación, el primero fragmento naranja se puede omitir sin probema "le golpeó sin esperar respuesta", podemos omitir incluso "con el puño", que más o menos se obvia y aporta poca información.

"El hombre", marcado en rojo, se puede sustituir por "Él". Esto es un cambio mínimo, pero al mantener el sujeto entre frases, la sensación de continuinad es algo mayor y no da la sensación de que las pausas sean tan largas.

Ya en verde, "Para lo que le quedaba por vivir no iba a ser un problema", hay varias cosas que se pueden y se deben cambiar. La primera de todas, deberíamos añadir una coma detrás de "vivir", pero además la frase es un poco fea. Si no queremos cambiarla, sí tendríamos que sustituir "ser" por "suponerle"; por ejemplo, ya que es más adecuado y mantiene la perspectiva del narrador ciñéndose al punto de vista del otro personaje (el que golpea).

Y de nuevo en verde, al final del párrafo, encontramos otra oración demasiado larga a la que le falta una coma, justo detrás de "rotas".

Como podéis ver, no son errores muy graves, pero sí son detalles que con un poco de atención, mejoran mucho la lectura.

Tras un par de cambios, el párrafo queda así:

Sin mediar palabra, le golpeó en el costado con desdén, arrancándole un quejido ahogado. Sabía que le había roto varias costillas, aunque para lo que le restaba de vida no iba a suponerle un problema. 

Como veis, he añadido un par de detalles conforme lo escribía, de forma que ahora la narración siempre se hace desde el punto de vista de uno de los personajes, por así decirlo (no necesito hacer referencias a quién es el sujeto; quien da el golpe o quién se queja).  

El resto lo hemos dejado tal cual, salvo la coma que faltaba en la última oración; cuando escribirmos, al ir mucho más lento que cuando leemos, es fácil no darnos cuenta de que hemos hecho una frase extraordinariamente larga o de que hemos metido chopocientas pausas en dos líneas. En mi opinió es algo normal, pero que deberíamos ver rápidamente en cuanto lo leemos.

Es decir: resumiendo mucho y sin meternos en tanto detalle como lo hicimos con la entrada anterior, los errores más comunes (que al menos me encuentro a mí mismo; cuando leo gente que está emepzando veo otros más evidentes) suelen ser, falta o exceso de pausas; diálogos demasiado llanos (varias líneas sin incisos del narrador, sólo con diálogo en el que no sabemos cómo reaccionan los personajes; si sonríen, si asienten o gritan, si se levantan y dan unos pasos antes de continuar la conversación...), momentos en los que no queda claro qué personaje dice o hace algo, o simplemente trazos aburridos. Para esto último, es cierto que cada persona es un mundo y cada gusto un culo, pero lo cierto es que cuando el contenido no se ofrece bien presentado o cuando está más enfocado al propio escritor que al lector (este problema lo he tenido mucho), el contenido tiene todas las cartas de ir a gustar menos.

Este último punto no lo he tocado todavía, en parte porque en La Senda ya lo he corregido en casi todas las situaciones que me la encontré, que no fueron pocas. Algunos os preguntaréis "¿qué quieres decir exactamente conque el contenido está más enfocado al escritor que al lector? ¡Pensaba que tenía que escribir lo que me gustase a mí!". Pues mi respuesta, es que evidentemente sí. Ahora bien, una vez que hayais escrito lo que os gusta, es vuestro deber volver a leerlo viendo cómo sería la situación si no tuvieses más información que la que te ha dado la novela hasta el momento, porque es muy fácil pensar que "con las pistas que he ido dejando, todo el mundo debería empezar a entender esta situación". La realidad es que el lector puede haber pasado por alto esas pistas, no haberles prestado atención, o simplemente haber hecho una lectura diagonal porque el sitio donde estaban no le parecía nada atractivo.

Y aún con esos supuestos, yo al menos me he encontrado con situaciones que he tenido que rehacer de 0 tratando de buscar un enfoque distinto; sin ir más lejos, en El Alquimista, conforme enviaba los ejemplares a las personas encargadas de la revisión, me di cuenta de que había un trozo concreto (y relevante), que para quien se hubiese leido La Senda del Caos sería claro y meridiano, mientras que para lectores que no se la hubiesen leído sería un poco confuso, casi "deus ex machina" incluso.

La realidad es que me di cuenta y ya puse la anotación pertinente para que al corregirlo tengan en cuenta que ese aspecto ya está "marcado para cambiarse", pero lo cierto es que hasta ese momento ni siquiera se me pasó por la cabeza que pudiera ser un aspecto raro, o incluso un cambio de ritmo inesperado y desagradable (cuando lo cierto es que, argumentalmente, es de hecho necesario).

Al final, no se trata de cambiar la situación sino de replantearla: ¿Por qué un personaje iba a dejar algo que tiene entre manos y que acapara todo su interés por un mero "recado"? Por supuesto, para quien no reconozca qué es ese recado, no tiene el menor sentido. Lo cierto es que aunque parece un problema grave, únicamente hay que cambiar cómo se le plantea la situación al personaje; bien porque se lo mencionan de otra forma, bien porque ha oído algo previamente que había llamado su atención... hay muchas formas sencillas de solucionar ese "gran" problema, y lo cierto es que a la hora de corregir, casi todos estos problemillas tienen una solución de lo más tonta.

Por ahora, eso es todo por hoy. Si os interesan más entradas de este tipo (o relacionado), sentíos libres de hacedmelo saber y me pondré con ello con mucho gusto.

Un saludo y gracias por leer :)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Consejos para abordar una corrección

Novedades de Agosto y sorteo de aniversario : )

Sorteo y novedades de Marzo